sábado, 12 de enero de 2013

Derechos Humanos, declaración de 1993

Derechos Humanos, una frase de moda
 
Hacer referencia a los Derechos Humanos, se han hecho de moda, principalmente en estos tiempos en los que la sociedad se ha estado polarizando, unos por defender las políticas públicas y otros por criticar las acciones de Gobierno, sin embargo, pocas propuestas.
 
En el tema de la Intolerancia Religiosa que aqueja en varios Estados de nuestro País, vemos con tristeza que las políticas públicas no han prosperado mucho, se ha logrado muy poco a pesar que desde hace varias décadas, se ha estado presentanto el tema ante diferentes instancias de Gobierno por parte de los afectados, así como de sus líderes espirituales.
Cabe recordar lo que al efecto, publicara la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Chiapas, el 4 de Noviembre de 1993, quienes después de que se reunieran los integrantes de dicha Comisión, enviaron al Ejecutivo y al H. Congreso del Estado para su observancia.
El motivo de haber tocado este tema por parte de la Comisión, fue con la finalidad de "analizar y proponer lineamientos y alternativas de viables soluciones en relación al grave problema que se vive en nuestra Entidad Federativa, debido a las expulsiones y otros actos antisociales, de que son víctimas personas y aún familias completas, bajo el pretexto de profesar religiones distintas a las tradcionales...", de acuerdo a lo que ellos mismos señalaron.
Cabe aclarar que las "conductas antisociales" como señalaron ellos, son originadas por temas económicos relacionados a las cooperaciónes de fiestas patronales y de la participación en ellas (cada dia son menos los que cooperan para las fiestas y entonces es necesario obligar a los Evangélicos a cooperar); además los caciques han establecido en las comunidades, una estrategia para que las ganancias sean redondas; ellos mantienen el control de la venta de licores, velas, flores, ropas, refrescos y todo lo necesario para la fiesta (si no hay fiesta, no hay ganancias), así como el transporte para llevarlos de las comunidades a la Cabecera Municipal.
El escrito de la Comisión se pronunciaba en dos puntos principales:
 
"PRONUNCIAMIENTOS
1.- Que se detecten conductas antisociales provocadas por personas que se buscan romper la vida armónica socio-cultural de la población indígena. Deben las autoridades competentes hacer prevalecer el orden jurídico que nos rige.
2.- La "Comisión Estatal de Derechos Humanos", en forma simultánea a las acciones anteriores, y de manera permanente, organizará actos tendientes a la divulgación de los Derechos Humanos, en las diversas Comunidades, a fin de que sus integrantes puedan conocer algunos de los aspectos que conforman el sistema jurídico mexicano, cuya observación es necesaria para una mejor convivencia social."
 
Dicho pronunciamiento, como en otros de manera reciente, hacen mención a la observancia, conocimiento y capacitación en los Derechos Humanos, al establecimiento del Estado de Derecho. El Gobernador en ese entonces, el Lic. Elmar Setzer Marseille, no mostró interés en atender esta problemática que en ese año precisamente, se incrementó a mas de 25 casos solo en la Comunidad de Chamula, mas de 500 personas expulsadas mismos que se refugiaron en las instalaciones de "Asuntos Indígenas" en la Ciudad de San Cristóbal de Las Casas, mas de 50 denuncias ante la entonces Agencia del Ministerio Público mismas que derivaron en 18 averiguaciones totalmente integradas y listas para que se girara la órden de aprehensión, órdenes que por razones políticas, nunca se giraron.
Elmar Setzer nunca dió respuesta a la petición de atención a los problemas y sobre todo al apoyo urgente en víveres, medicinas, atención médica y cobijas; murieron dos niños en ese exilio por falta de atención médica y medicinas.
 
Cada que termina un sexenio y se realizan los relevos de funcionarios, hay expectativa de cuales serán las políticas que aplicará el titular del Ejecutivo referente a esta problemática, en ocasiones se han mantenido sin incremento y en ocasiones se han tolerado por los mismos funcionarios, todo depende de como pinte el panorama político y los compromisos adquiridos con caciques y líderes de comunidades indígenas durante las elecciones. Desafortunadamente este sexenio que terminó, pasó de noche, los problemas de intolerancia no se atendieron efectivamente y actualmente hay desplazados que llevan tres años fuera de sus comunidades y sus viviendas, sin esperanza pronta de retorno.
Lo más peligroso es que se negocíe y sea aceptada una rehubicación evitando de esa manera el retorno a sus comunidades de orígen, eso abonaría solamente a que los problemas de intolerancia religiosa se mantengan; desplazar a las familias de las comunidades y sus viviendas es negocio de los líderes: expulsarlos, que el gobierno los rehubique y ellos quedarse con viviendas y tierras que nadie reclamará.
 
Es indispensable que la aplicación de la Ley, el establecimiento del Estado de Derecho y el reconocimiento permanente de los Derechos Humanos, no siga siendo una moda de discurso, sea una realidad en Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Veracruz, Estado de México, Nuevo León y los demás Estados de nuestro País en donde día a día hay personas en zozobra, esperando que la autoridad cumpla su responsabilidad.

1 comentario:

  1. es importante mencionar también que gracias al interés y movilización de diversos hermanos se han atendido algunos casos de desplazados e intolerancia religiosa. Hace falta mucho por hacer y nos hace falta unidad. A la crítica o al diagnóstico es necesario agregar propuestas para cambiar esta situación. El Señor hace justicia, pidamosle que nos guie en este proceso.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios serán publicados, los que sean anónimos serán eliminados por respeto a los lectores en tanto no se identifiquen.--