miércoles, 2 de marzo de 2016

Se agudizan las agresiones a los Evangélicos en Leyva

A pesar de estar en negociaciones, los Ejidatarios siguen mostrando su nivel de intolerancia e intereses personales.

Después de haber destruido las viviendas de los Evangelicos el pasado 4 de enero y haber provocado el desplazamiento forzado de 33 Evangélicos incluyendo a niños, el dia de hoy 1 de Marzo de 2016 los Ejidatarios de Leyva Velazquez en el Mpio de Las Margaritas, Chiapas, levantaron todo lo que pudieron de las pertenencias de los Evangélicos que se habían quedado regadas en el Ejido así como algunos de los animales de corral que se habian quedado y las amontonaron frente a la Presidencia Municipal de Las Margaritas sin que hubiera autoridad alguna que hiciera algo para evitarlo.
De esta manera demuestran que en realidad sus argumentos de la razón por las que aparentemente fueron sancionados, es la intolerancia religiosa la cual no tiene sustento al grado de menospreciar a las autoridades que pretendían buscar un acuerdo de paz y respeto al interior del Ejido.
El grupo de Evangélicos desplazados y actualmente refugiados en Las Margaritas con el apoyo del Ayuntamiento y la Delegación de Gobierno, han mostrado respeto y disposición para llegar a acuerdos y han accedido a algunas peticiones de los líderes del Ejido sin embargo los Ejidatarios siguen mostrando intolerancia y evidenciando los intereses personales de los líderes. 
La violación constante de los Derechos Humanos y la falta de garantías en Chiapas para la libertad de credo, ha sido el tema de todos los días y los funcionarios estatales solo muestran una línea política de dar la razón a la mayoría aunque se violen un sin fin de derechos humanos a las minorías religiosas.
La razón? Habrá que preguntarles si son razones políticas, económicas, intereses personales o simplemente desconocimiento de las leyes. CoC. Luis Herrera.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios serán publicados, los que sean anónimos serán eliminados por respeto a los lectores en tanto no se identifiquen.--