miércoles, 21 de septiembre de 2016

Desplazamientos recientes, Persecución Religiosa.

Firmes en la Fe y una muestra del amor de Dios.

El 16 de agosto de 2008, nos convertimos al evangelio y eso ocasionó que la gente en la comunidad se molestara mucho, porque nosotros como familia estamos siguiendo la palabra de Dios; desde ese día empezaron a hacer juntas para presionarnos y obligarnos a sacarnos de nuestra comunidad, hicieron como 5 juntas seguidas, donde decían que iban a sacar nuestras cosas fuera de la comunidad; les dijimos que no vamos a dejar la palabra de Dios porque conocemos a un Dios vivo; mi esposa y mi hijos pensamos no dejar este camino y luchar.
Conforme cambiaban al Comisariado en nuestro Ejido, comenzaban a hacer juntas cada vez más formales con la intención de corrernos y sacar nuestras cosas, así en ese mismo año de 2008 fui a la Procuraduría Agraria para ampararme porque soy “derechero” de la comunidad y de ahí empezaron a pedirme multas de $5000 pesos cada año cuando se celebra la fiesta durante casi 8 años y medio que hemos permanecido en el Señor.

En este año 2016 ya salimos expulsados de la comunidad; hace unos meses atrás, nos dijeron que íbamos a salir y salimos, lo primero que hicieron fue una fiesta, una inauguración  de una escuela, el 15 de mayo y en ese momento fuí incluido con la fiesta del 3 de mayo de la Santa Cruz (Fiesta Católica que ya habían celebrado); nos avisaron cuando ya habían cooperado el dinero, así que mi esposa y mis hijos pensamos en no salir de nuestra casa esos días por lo que las autoridades del Ejido me fueron a buscar para obligarnos a cooperar para la fiesta. Pensé que si me encuentran me van matar por lo que antes que fueran a mi casa, salí al pueblo (Las Margaritas) para que no me encarcelaran, pero mi Esposa y mis hijos se quedaron, por lo que la comunidad decidió encarcelar primeramente a mi hijo Humberto J. L. (22 años) por 24 horas, y a las 24 horas siguientes encarcelaron a mi hijo Sergio de 14 años de edad por 24 horas más, después encarcelan a mi hijo Belisario de 18 años por otras 24 horas y finalmente encarcelaron a mi esposa Mercedes L. M. (48 años) y mi hijo José Aníbal, de tan solo 11 años, estuvieron otras 24 horas más pero ahora con la condición de dar $6000 pesos de multa, pero como no se conseguía el dinero para darlo y sacar mi familia, la encarcelaron otras 24 horas más, pero esta vez como vieron que pasaba el tiempo y no se les daba el dinero, rociaron gasolina en la cárcel de madera, con la intención de quemarlos en la madrugada (aproximadamente a las 4am).
Yo estuve buscando el dinero,  me costó mucho conseguirlo, cuando lo tuve fui a  lo lejos a  ver a mi esposa, y lo que hice fue darle el dinero a mi hijo para que se lo llevara al Comisariado y el Agente municipal, pero no la sacaron y probaron si realmente creemos en Dios. Acabaron una caja de cerillos porque querían prender la gasolina, que fue regada (20 litros de gasolina) atrás de la cárcel que es de madera, pero no encendió, ¡¡Milagro de Dios!!
Mi hijo pequeño empezó a gritar y mi esposa le dijo: Hijito no tengas miedo, no tengas pena, vamos a orar a Dios, y fue ahí, donde no prendió los cerillos. El terreno estaba seco, porque no había llovido y por la bendición de Dios no ardió.
Nosotros salimos de nuestra Comunidad a Las Margaritas, pero con todo el dinero  de las multas que se dio cada año, dimos $32,000 pesos y ya no tenemos dinero por lo que se nos dificulta rentar una casa.
A mí me encerraron, la primera vez en el año 2008, por 4 días y tuve que pagar una multa de 5,000 pesos; después la segunda vez encarcelado por 4 días con una multa de 4,000 pesos; la tercera vez fue 24 horas con  multa de 3,000 pesos; la cuarta vez fui encarcelado 4 días sin multa y la quinta vez en la cárcel  fue un período de 3 a 4 días hace año y medio; me volvieron a encarcelar, por pasar la luz al templo, me iban a encarcelar un mes, pero tuve que hablarle a la comunidad y me rebajaron a 20 días, le dije a mi esposa que trajera mi biblia y estuve orando adentro de la cárcel,  así fue como a los 7 días me sacaron de la cárcel, pero me pidieron otra multa de $3000 pesos. En el año 2011 cayó un rayo, quemó el transformador y varios cables, por este problema me acusaron que era por el cable largo de luz que yo tenía y me encarcelaron nuevamente.
Cada año teníamos que estar dando dinero por eso salimos de la comunidad, porque ya no aguantamos, ahorita nos están diciendo que volvamos,  pero con la condición de regresar a la iglesia católica, y si voy a la comunidad nuevamente entraría 4 días de cárcel, pagando $3000 pesos de multa, así que pensamos en mejor no ir, aunque estemos sufriendo aquí pagando renta de $800.00 en Las Margaritas, no tenemos mucho que comer y apenas nos alcanza para los gastos, buscamos trabajos para salir adelante, mis hijos casi no tienen ropa, porque éramos puro dar dinero y a veces pedían $200 o $300 pesos extras a las multas, así que no pensamos volver y mucho menos a la iglesia católica, pensamos salir para seguir a Dios. Nuestras casas en la comunidad están desarmadas, trajimos nuestras gallinas y cuatro caballos, pero estos murieron.
En Las Margaritas nos sentimos más a gusto, pero hay que pagar la renta y tenemos que buscar el dinero para comer, porque nos hace falta, vamos a hacer 2 meses afuera de nuestra comunidad, el 19 de agosto de 2016.
Estamos decididos a vender nuestro derecho ejidatario pero solo nos dan $30,000 pesos y son más de 22 hectáreas que hemos decidido dejar y con el dinero tratar de salir adelante con algunas cosas, somos una familia de 16 personas, incluyendo niños. Mi nieto de 2 años tiene un problema en los intestinos, lo operaron, pero aun no puede caminar
.
Para las personas que nos han hecho daño, solo le pedimos a Dios que los perdone.

Testimonio narrado por: Fernando J. H. (Expulsado de su Comunidad en agosto 2016).
Fotos y entrevista: Coordinación de Organizaciones Cristianas en colaboración con Voz de los Mártires.

"A pesar que las autoridades han sido notificadas de la mayoría de los casos de Persecución Religiosa en Chiapas, no se ha visto una política pública que permita fortalecer la cultura de la Tolerancia en materia religiosa y mucho menos la solución de los conflictos que garantice los derechos a Libertad de Credo". Luis Herrera.-0000

1 comentario:

Todos los comentarios serán publicados, los que sean anónimos serán eliminados por respeto a los lectores en tanto no se identifiquen.--