jueves, 26 de septiembre de 2013

La realidad supera la ficción

Uno de tantos testimonios que parecen ficción...


Ejidatarios en camino para los
cortes de agua y luz de las viviendas.
“Esa noche nos avisó un familiar, que los ejidatarios se reunieron en la Casa Ejidal y decidieron que nos cortarían el agua y la luz, porque no hemos estado cooperando desde hace aproximadamente un año; y es cierto, desde este tiempo aproximadamente, las autoridades Ejidales de Rosario Bahuitz, no reciben nuestras cooperaciones porque dicen que somos aparte, que ya no vamos a cooperar pero para nada, ni para las fiestas religiosas ni para los servicios que en la comunidad todos los ejidatarios pagamos.
En esa fecha, cuando me dijeron que no recibirían mis cooperaciones, opté por enviarlas con un familiar, primero mi compadre y después mi hermano, ambos regresaron diciendo que las autoridades ejidales no recibirían nada de nosotros los Evangélicos y que me regresara mi dinero. A mi Hijo lo regresaron de las labores comunitarias, lo corrieron porque es Evangélico y no necesitaban que ayudara como parte de su responsabilidad en la comunidad; ahora para poder corrernos, primero nos cortan el agua y la luz con la excusa que no hemos cooperado y pusieron guardias para que nadie nos pueda apoyar con agua y que nadie nos visite, si lo hacen, los multarán o lo meterán a la cárcel, por eso nos refugiamos en la Cd. de Comitán, Chiapas con unos familiares”.

Lo anterior es parte del testimonio de habitantes de Rosario Bahuitz, comunidad que desde hace más de dos años, vive en zozobra por la presencia de un líder que tiene el cargo de Catequista Católico, que así mismo se nombra representante de la CIOAC y que no es habitante de esa comunidad; no es autoridad en ninguna comunidad, es originario de Buenavista Bahuitz en donde también ha ocasionado este mismo tipo de problemas junto con otra comunidad más en las que hay varias familias desplazadas.
Los Evangélicos han sido convocados a varias reuniones en donde no se han presentado las autoridades ejidales, solamente han hecho presencia las autoridades estatales para mediar en el conflicto lo que no se ha podido hacer por la falta de la otra parte. Es un ir y venir de oficios en los que ellos manifiestan que no desean que los Evangélicos vivan en el Ejido, sus acuerdos son en violación franca de nuestra Legislación Mexicana al decir que “busquen un lugar en donde les convenga vivir porque en el Ejido no los queremos”.
En esta región de Las Margaritas, encontramos el mismo modo de operar de parte de la cruzada en contra de la Iglesia Evangélica cualquiera que sea su expresión y que consiste en quitarles los servicios básicos, generar un desplazamiento forzado y posteriormente manifestar que los Evangélicos salieron por su propia decisión; no los corrieron, no los agredieron, no los expulsaron, pero…  las condiciones no son para que busquen un lugar mejor? No son condiciones para tener temor de los “vigilantes” que colocaron cerca de las viviendas cuando esos “vigilantes” tienen por costumbre estar tomando licor? Es posible vivir sin agua y sin luz?
En la actualidad el panorama es preocupante en Chiapas, varios problemas relacionados a la falta de aceptación y respeto a las diferentes creencias y formas de practicar la fe, sigue siendo una forma ya anticuada de querer escudarse en los “usos y costumbres” aun sabiendo que no pueden estar por encima de los derechos de los ciudadanos. Lo más preocupante es que todavía existen funcionarios de Gobierno que no les interesa o que en lugar de anteponer la responsabilidad que tienen como funcionarios de mediar y buscar el respeto mutuo, toman partido por una de las partes evidenciando que ellos mismos están protegiendo la ilegalidad y enviando un mensaje de falta de capacidad.

La Subsecretaría de Asuntos Religiosos está muy ocupada, entendemos que la “herencia sabinista” es grande tanto económica como en conflictos no solucionados, sin embargo a estas alturas no es excusa que las cosas no puedan tener solución. Esperamos en los próximos días publicar más resultados, se comenzó con la firma del acuerdo para el retorno de la familia expulsada en el Ejido Santa Rosalía, Mpio de Comitán y esperamos esta semana tener más noticias agradables para el bienestar de los Evangélicos que se encuentran en situación difícil.*

Coordinación de Organizaciones Cristianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios serán publicados, los que sean anónimos serán eliminados por respeto a los lectores en tanto no se identifiquen.--