martes, 17 de junio de 2014

Siguen las retenciones ilegales en Chiapas

Motivado por Intolerancia Religiosa.

El fin de semana pasado, específicamente el Domingo 15 de Junio de 2014, los Ejidatarios de Nuevo Las Tacitas de Ocosingo, realizaron la retención ilegal y arbitraria del Misionero Remigio Rodríguez vecino de Monte Líbano y perteneciente a la Iglesia Presbiteriana. El misionero llegó a visitar una familia que de manera reciente falleció un familiar y en el ánimo de darles consuelo, esperanza y apoyo espiritual, llegó a visitarles el pasado domingo 15 de Junio a su vivienda en el interior del Ejido Nuevo Las Tacitas. Llegó aproximadamente a las 8am y por los mismos vecinos, fue denunciada su visita por lo que varias personas llegaron al domicilio en donde estaba para llevarlo a la Escuela en donde le dijeron que no se permite que ningún evangélico entre al ejido.
El señaló la necesidad de visitar a la familia por lo que no fue escuchado y siguieron ratificando que no permiten que nadie entre, porque hay un letrero en la entrada del Ejido que prohíbe a los Evangélicos entrar a la comunidad. La familia que estaba recibiendo la visita se enojó porque les estaban coartando su derecho de apoyo en estos momentos difíciles y algunos familiares fueron a tirar el letrero, lo que originó un poco de malestar entre los ejidatarios que ya habían sido convocados a la escuela para decidir que hacer con el misionero. Media hora después lo trasladaron a la cárcel del Ejido ya que habian decidido encarcelarlo hasta el próximo martes, fecha en que lo liberarían, fueron a pedir apoyo a Las Tazas (comunidad vecina) para que convocaran a 10 comunidades cercanas. Sin embargo los de Las Tazas comentaron que no lo retuvieran, que le cobraran una multa y que lo dejara ir para que no hubiera más problema. Durante el día y la acumulación de la gente, encarcelaron  también a Jose Maldonado junto con el Misionero, hubieron insultos, empujones y golpes leves aprovechando que había mucha gente y no se podrían dar cuenta bien de quien lo hacía. El misionero en una de esas refriegas, cayó al piso golpeándose antes de meterlo a la cárcel.  Le pidieron que firmara un documento en donde el está conforme que ni él ni cualquier otro evangélico, puede llegar al Ejido, no se permite la entrada de nadie que no sea católico. En el Ejido el grupo católico está dividido, está el grupo católico priista y el grupo católico del Verde; en este caso ambos estuvieron insultando y empujando al misionero. El hecho de no firmar, estuvo muy cerca que se cumpliera el hecho que estaría en la cárcel hasta el martes próximo, sin embargo, algunas autoridades de ejidos vecinos no estuvieron de acuerdo por lo que lo soltaron aproximadamente a las 9 de la noche. Por las mismas condiciones y hechos sucitados, el misionero tuvo mermada en gran manera su salud debido a que es diabético y tiene problemas en los pulmones. No probó alimento durante el día.
En esta región que incluye Nuevo Las Tacitas, Santo Tomás, Avellanal, entre otros, desde la década pasada, se han sucitado problemas por Intolerancia Religiosa que se ha hecho común y que inclusive las autoridades no han atendido como corresponde, se les proporciona paliativos y en unos meses continúa el problema. La solución es aplicación estricta de la Ley cuando las negociaciones no son suficientes y el tiempo va avanzando. Pero esto requiere funcionarios imparciales, que conozcan de los Derechos Humanos y que su motivación de servicio sea la legalidad y el reconocimiento de los derechos de todos.---CoC---

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios serán publicados, los que sean anónimos serán eliminados por respeto a los lectores en tanto no se identifiquen.--