jueves, 18 de julio de 2013

Las versiones cambian, la realidad es la misma

La información, el poder detrás de la verdad...
 
De manera desafortunada, los casos de intolerancia religiosa siguen creciendo y, al paso del tiempo con la falta de atención, se complica la solución debido a la intervención de diversos actores religiosos o políticos que lejos de abonar a la sana convivencia en las comunidades, lo que hacen es mal informar a la población con conceptos fuera de la realidad o manipulados para sus intereses o su posicionamiento como personas u organización.
Tal es el caso del Obispo de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, Felipe Arizmendi Esquivel que el pasado 14 de Julio de 2013 mencionó que los problemas de Los Llanos no son de Intolerancia Religiosa, o que otros casos en el Estado de Chiapas en donde los Evangélicos son amenazados, agredidos, desplazados y violentados sus derechos por su creencia religiosa, no tienen que ver con su fe, sino más bien, hace ver a los Evangélicos como delincuentes y opositores a la legalidad.
Recorriendo las comunidades, vemos con tristeza que los representantes de la Iglesia Católica en algunos lugares, tienen una participación activa, más que las mismas autoridades locales, para buscar que dentro de los “territorios” que sus superiores les han marcado como área de trabajo, no deben haber Evangélicos y a toda costa, utilizando a las autoridades de la comunidad, buscan la forma de presionar a los Evangélicos para renunciar a su fé o de otra forma, les quitan la luz y los derechos al agua, la leña, a sus parcelas como medida de presión pensando que eso los obligará a renunciar a su fé.
En regiones como Las Margaritas, Ocosingo, Altamirano, Carranza, Tila, entre otros, los catequistas y jefes de área católicos que trabajan en la región han sido actores importantes en el encarcelamiento, maltrato, amenazas y expulsiones. El procedimiento es similar, los catequistas visitan a los Evangélicos solicitándoles que hagan pública su renuncia a su fé y en caso de no hacerlo, solicitan la participación de las autoridades de la comunidad para que la Asamblea valide los actos ilegales en contra de los Evangélicos.
Lo anterior se ha generalizado, debido a la complicidad de autoridades de impartición de justicia en las que por delitos como privación ilegal de la libertad, solamente levantan acta administrativa, llaman a dialogar a las partes y el proceso se hace siempre lento, tedioso y al final infructuoso en muchos de los casos, debido que para participar en las reuniones de negociación, se apoya para el “traslado” a los expulsadores y los Evangélicos no reciben apoyo alguno, afectándoles aún más.
No dudo que cuando se aplique la Ley, dejaremos de mencionar si son casos de intolerancia o no, dejaremos de decir si son Evangélicos o Católicos, solamente se definirán los delitos cometidos independientemente de la creencia que tenga el infractor de la Ley y se castigará como corresponde a Derecho.
El día de hoy, aniversario del fallecimiento de Benito Juárez, sigue estando pendiente por los gobiernos actuales, su proyecto de una Nación en donde se respete la libertad de culto por más de 140 años, no sabemos cuantos mas….
Coordinación de Organizaciones Cristianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios serán publicados, los que sean anónimos serán eliminados por respeto a los lectores en tanto no se identifiquen.--